Impacto

Este es un sitio de Branded Content, creado por Studio DF, área de generación de contenido de Diario Financiero.

El salto digital de la salud que se proyecta tras la pandemia

Si bien los expertos coinciden en que el sector no estaba preparado para enfrentar la transformación digital, pese a que estaban disponibles las tecnologías, el Covid-19 ayudó a cimentar el camino y comenzar a trazar lo que será el futuro de esta área.

Por Constanza Garín Lobos

La salud es, quizás, uno de los sectores más afectados por la pandemia, incluso más allá del impacto económico y los resultados financieros que tienen pesimistas a los expertos: el equipo humano de la industria ha estado sobrepasado con las diferentes oleadas de Covid-19 que ha afectado al país y, cuando no han estado combatiendo al virus, han tenido que seguir monitoreando y atendiendo de forma regular a pacientes con otras patologías.

Es aquí donde se hizo sentir necesaria la transformación digital del sector, pues las tecnologías son herramientas de apoyo en los distintos niveles de gestión. La telemedicina, por ejemplo, fue fundamental ya que dio acceso y continuidad a las atenciones en un escenario de confinamiento y de saturación de hospitales y clínicas.

Pese a lo anterior, los expertos consideran que la salud en su conjunto no estaba preparada para enfrentar un reto de esta magnitud, donde tuvieron que reaccionar de forma rápida para implementar plataformas que facilitaran el acceso remoto a prestaciones para los pacientes. Algo que, a juicio de la doctora May Chomali, directora ejecutiva del Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS), dejó importantes lecciones para el futuro, como seguir impulsando al sector en términos de calidad, seguridad y acceso a la telemedicina.

“Hoy más que nunca resulta vital poner los incentivos correctos y el llamado es a no poner freno a la expansión de la telemedicina”, acota.

Haciendo un análisis de esta situación, José Tomás Arenas, cofundador y CEO de TeleDX, startup local que desarrolla e implementa soluciones de Inteligencia Artificial (IA) para la salud, dice que, aunque la tecnología estaba disponible antes de la pandemia, faltaban los incentivos para utilizarlas. “Lo importante es que hubo algún grado de adaptación que debiera ser tomado como el punto de partida para una salud cada vez más habilitada a través de lo digital y no solamente en telemedicina”, subraya.

Pero, ¿qué tecnologías pudieron habilitar y facilitar este proceso? Los avances ágiles y de fácil implementación como la nube, responde Andrés Tahta, director regional de AWS. “Lo que antes podía tomar meses en implementar, con la nube de AWS se puede hacer en pocos dias. De hecho, se puede aprovisionar cientos o incluso miles de servidores y desplegar soluciones globalmente en minutos”, destaca.

Doctor using tablet technology for research and analysis brain. Digital healthcare and network connection on hologram modern virtual screen interface, medical and futuristic concept in hospital.

Tecnología, la respuesta

Innovaciones vinculadas al uso de IA para diagnóstico o dispositivos electrónicos que contribuyeron a monitorear a pacientes de enfermedades crónicas, también han sido protagonistas durante el último tiempo y que se proyectan hacia el futuro, señala Chomali.

“Las oportunidades son enormes, y se piensa que tecnologías disruptivas, como la IA, Internet de las Cosas o la robótica, pueden mejorar el sistema”, analiza la experta.

Sin embargo, continúa, a nivel país, estos avances están supeditados a dos ejes. El primero es la definición de una política pública sólida, una estrategia país de largo plazo y con organismos responsables. Y el segundo, la definición de estándares para la interoperabilidad, gobernanza de datos y el capital humano avanzado, “en el que hoy existe un importante déficit. Con ello, podemos proyectar una verdadera salud conectada, cuyos impactos podemos resumir en dos: mejor acceso y calidad para millones de personas”.

Desafíos para el futuro

A nivel local, el CENS proyecta que las tecnologías jugarán un rol importante en la atención primaria, en el contexto de las patologías asociadas al envejecimiento de la población, ayudando a mejorar la prevención de eventos y las derivaciones a atenciones de mayor complejidad, “que son, en definitiva, las que ocasionan una gran presión sobre el sistema de salud”, dice Chomalí.

Con ello, AWS han logrado identificar 10 desafíos en el camino de la transformación digital del sector de salud. Entre ellos destacan un acceso oportuno y seguro a los datos para acelerar el diagnóstico; mejorar los resultados de los pacientes; administrar los reembolsos y controlar los costos; el intercambio seguro de datos entre proveedores de atención, pagadores e individuos y las amenazas a sistemas provocadas por humanos -ransomware, errores de configuración del servidor- o naturales -huracanes, inundaciones-. “La resiliencia de TI, incluida una sólida planificación de recuperación ante desastres, es fundamental para esta industria”, concluye Andrés Tahta, de esa compañía.